Iniciar sesión

Registrate

Iniciar sesión

Registrate

Los beneficios de leer a los niños son mucho más poderosos de lo que creemos. Nuestra compañía les tranquiliza y escuchar nuestra voz les ayuda a que concilien mejor el sueño, pero hay muchas más ventajas detrás de este simple hábito.

Aunque hay padres que leen a sus hijos a menudo y lo disfrutan mucho, es vista como una actividad más de mamás, así que para que os animéis un poco más os contamos tres buenas razones por las que los papás deberían leer cuentos a los niños.

1. Mejora el desarrollo del lenguaje

Un estudio reciente de la Universidad de Harvard analizó la misma situación con papás y a mamás y afirma que los beneficios de la lectura son mayores cuando es papá quien lee historias a los niños.

Tras un año de lectura por parte de los papás se evalúo el lenguaje de los niños y se encontró un importante impacto en el desarrollo de su lenguaje, más que cuando lee mamá, y especialmente cuando se les empieza a leer antes de los dos años. También encontraron que los beneficios son mayores cuando se trata de niñas.

2. Fomenta la imaginación de los niños

La forma de interactuar en la lectura es diferente en cada uno. Mientras que las madres suelen ser más esquemáticas a la hora de leer, según la misma investigación, los padres suelen ser más desestructurados.

Al hilo de la lectura, los papás hacen preguntas más abstractas que provocan respuestas más imaginativas por parte de los niños.

Por ejemplo, «Oh, mira, una escalera. ¿Te acuerdas de cuando tuve esa escalera en mi camión?». Preguntas como esta les anima a usar su imaginación y cognitivamente es una experiencia más desafiante.

3. Fortalece el vínculo padre-hijo

padre-lectura

La hora del cuento es una oportunidad de oro que tenéis para compartir juntos unos minutos al día y fortalecer el vínculo con vuestros hijos.

La lectura es muy beneficiosa desde el punto de vista cognitivo, para el desarrollo de la imaginación y la adquisición del lenguaje, como decíamos antes, pero también lo es desde un punto de vista emocional. Fomenta una complicidad especial con papá.

En este caso no importa tanto la historia que se lee como quién la lee. Al leerles en voz alta creamos momentos compartidos con nuestros niños de gran valor emocional. Y si un día no hay ganas de leer, también vale inventar cuentos, adivinanzas o contar confidencias, el caso es compartir un rato con ellos.

¿Quién lee los cuentos en casa: mamá, papá o ambos? La falta de tiempo hace que vayamos perdiendo esta bonita costumbre de leer a los niños (sólo un 13 por ciento de los padres lee a cuentos a sus hijos por la noche), pero merece la pena hacerse un hueco de diez minutos en la rutina familiar para disfrutar de esta experiencia con los hijos.

Fuente: bebesymas.com

Consejos para proteger al bebé del frío

Consejos para proteger al bebé del frío

  Si el bebé está bien alimentado y le abrigamos bien, puede disfrutar con nosotros de las salidas invernales. Eso sí, a los recién nacidos hay que protegerlos un poco más (la falta de grasa corporal les hace más vulnerables al frío y al calor). Pero, cuidado,...

leer más
0

Tu carrito